sábado, 13 de agosto de 2011

El Abbey Road de The Beatles

Punto y final, así se puede resumir uno de los mejores discos de la historia musical. La ecuación es fácil, coges una de las bandas más influyentes de muchos estilos, la sazonas con el triste e inevitable final y obtienes lo que se esperaba, la amarga despedida que se queda marcada hondo y por siempre en nuestra memoria.

Cruza el paso de peatones hacia uno de los mejores viajes que se puedan realizar, apto para todo los públicos, pero especialmente para los que les guste la música al 100% o al menos rocen ese porcentaje.


Come together, si es que no se me ocurre otra mejor manera de comenzar, analizo el disco y es que es un principio simplemente brutal. La única manera de mejorarlo puede que sea solo incluyendo un "A Day in the Life" al principio (con lo que tendriamos un disco de cinco estrellas y media) o el final del compacto al principio de manera de "Pre-recordatorio" como si el albúm fuese conceptual.

Pero en esta canción tenemos de las mejores bases rítmicas del Rock, un Ringo y un Paul más que poderosos y precisos, entonces la voz nos invita a movernos al son y una guitarra llorona muy blusera le da el toque que hace del tema un tema 11/10, de las mejores canciones de la historia que jamás se cansa uno de escuchar.


Ahora momento bello y melancolico con Something, ¿como? ¿tan pronto algo así? es que momentos así tendremos en la recta final, así que mejor hacernos a la idea cuanto antes. Simplemente de las mejores pseudo-baladas que han compuesto, aquí las voces se lucen casi al máximo y evocan sentimiento puro. Grandes melodias.

El tema flojo del disco, Maxwell's Silver Hammer, es de un ritmo gracioso y de composición algo sencilla, pero cumple a la perfección su función ya que como comprobaremos a lo largo del disco cada tema hace una referencia a una de sus epocas logrando así un resumen a su carrera, por lo que este tema podría ser perfectamente del Sgt. Pepper o anterior.

¿Hechas de menos la epoca de grances voces y baladas como hubieron en los 50 y 60? Oh! Darling es sinónimo de dejarse el alma cantando y se logra un tema así más que perfecto. Increible si lo logras cantar así, rompiendo las barreras del cuerpo para dejar al alma expresarse en uno de sus máximos exponentes. Puro sentimiento.

Ahora llega el turno de la canción graciosa con toques psicodelicos-felices que caracterizaron discos como el Magical Mistery Tour o Yellow Submarine, así como a una buena decenas de bandas de aquella era. Octupus's Garden anima a cantar a coro junto a los Beatles para ser felices y querer vivir bajo el agua, como no, la letra tenía que ser un poco triposa para bordarla. Aseguro que es imposible que no se te pegue esa tonadilla tan marchosa y feliz.

Uno de los temas cumbres de la banda fue I Want You (She's So Heavy), un tema pesado con cierto grado de improvisación, poca letra y repetida para así lograr un atmosfera oscura y directa junto a una melodia principal de arpegio que crea la atmosfera idonea. El final algo Avant-Garde le da el punto que le faltaba para terminar uno de los mejores y más experimentales temas de estos chicos.

Here Comes the Sun tiene de las mejores melodias tanto de primera plana como de fondo de los Beatles, es pura alegría y dan ganas de saltar y volar despues de tomarse o no algo. Un sentimiento muy sincero que nos hace olvidarnos de todo lo malo y nos anima a seguir adelante hasta el final y sin miedo a nada. Una gozada de tema.


Viene el intermedio del disco, la canción que esperabamos que anuncia algo, algo bueno y malo a la vez. Because es el comienzo del fin que anuncia el final de una vida, de una decada, es el mensajero de malas noticias que no podemos evitar y en el cual podemos observar un gran trabajo en la polifonia de voces que nos atrapan y envuelven en rededor para no dejarnos "ver" y solo apreciar su densa pero a la vez bella oscuridad.


El resto del disco es una especie de suite dividida en pequeñas partes para así lograr remarcar y redondear la parte final. Carry That Weight y The End ponen punto y final a esta Suite que hace que nos vengan imagenes en la mente de decenas de momentos de nuestra vida, de sus vidas, de aquella epoca, de buenos y malos momentos, en fin, una despedida a lo grande que hace levantarnos y agitar la mano deseando lo mejor a estos músicos que un día decidieron cambiar la historia de la música moderna por siempre...


Un brindis por uno de los mejores discos de la música Rock, Pop y Psicodelica, brindemos tambien por esos cuatro chicos que empezaron con ilusión y poco a poco fueron mejorandose para deleite de nuestros oidos y un brindis final por las amargas despedidas que aún así nos dejan un sabor algo agradable que no se puede sustituir con nada.



Enhorabuena The Beatles, hicisteis historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites